Carta del Presidente

Hace ya siete años que asumimos la responsabilidad de canalizar el compromiso del Grupo DISA con el progreso social y la protección del entorno en el que desarrollamos nuestra actividad. En el último ejercicio, hemos avanzado en esta línea con nuevos hitos que me complace presentarte en esta Memoria, en la que se recogen las principales iniciativas de nuestra Fundación en 2018.

Este año hemos mantenido nuestra apuesta por situar la educación en el centro de nuestra actividad, convencidos de que es el motor del cambio social necesario para crear comunidades más responsables y sostenibles.

Nuestras acciones educativas abarcan todas las etapas, desde la infancia a la juventud, la vida adulta y la madurez, entendiendo el aprendizaje como un proceso vital continuo.

Impulsamos la educación en valores para construir una sociedad más inclusiva y tolerante, en la que la formación fomente la igualdad de oportunidades en el acceso al conocimiento, el mercado laboral y la cultura. Educar implica también promover hábitos de vida saludable como el deporte y aprender a proteger nuestro entorno para que las próximas generaciones puedan disfrutar de él.

Seguimos apostando por la educación
como motor del cambio social necesario
para crear comunidades más
responsables y sostenibles

Nuestra Escuela de Profes o Escuela de Familias; el programa de ayudas para el inicio del curso escolar Mochilas Llenas; nuestro laboratorio móvil de divulgación científica, DISALab; la iniciativa de promoción de las artes escénicas en los centros escolares Mi aula es un escenario, y el proyecto deportivo de formación en valores Todos Olímpicos son algunos ejemplos de cómo la educación está presente en todas nuestras áreas de actuación.

Diseñar y desarrollar más proyectos propios es otro de los objetivos que hemos cumplido en este 2018 y una línea de trabajo en la que nos gustaría seguir avanzando. Con más de 40 acciones propias, nos esforzamos por estar cada vez más cerca de la sociedad canaria y consolidarnos como auténticos referentes de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en el Archipiélago.

Los reconocimientos que hemos recibido este año nos motivan a continuar persiguiendo este reto. Recogimos el Premio Ejecutivos Tenerife en la categoría de RSC, otorgado por la Revista Ejecutivos en honor a nuestra trayectoria. La Fundación Santa Cruz Sostenible también reconoció nuestro apoyo en materia de educación ambiental, y el área de Políticas Sociales del Gobierno de Canarias premió la adhesión de la Fundación DISA, en nombre del Grupo, a la Red Canaria de Responsabilidad Social Empresarial.

Alcanzar estos hitos es posible gracias a las personas que hay detrás de cada una de las iniciativas representadas en esta Memoria. Me gustaría agradecer especialmente el apoyo incondicional de nuestro Patronato, el esfuerzo diario de los profesionales del Grupo DISA y del equipo de la Fundación, y el enorme compromiso de las entidades colaboradoras que nos acompañan en este reto de construir juntos una sociedad mejor.